Cuando alguien me pregunta me gusta definirme como una contadora de historias, una apasionada por las palabras, dispuesta a crear con ellas un mundo de sensaciones que lleguen al corazón de quien las lee.

Traducido a mi profesión, soy copywriter, redactora, y community manager.

O lo que es lo mismo: escribo textos persuasivos enfocados a la venta (copy), textos informativos de calidad que posicionen bien en Google (redacción) y gestiono las redes sociales de tu marca (Community Manager)

Quiero poner la pasión que siento por la escritura al servicio de tu negocio para que transmita a tu público objetivo lo que eres y lo que haces.

¿Sabes cuántas veces he oído eso de “tengo la idea en la cabeza, pero no sé qué hacer con ella”?

Mi misión es darle forma a esa idea que tengas utilizando las palabras.

Da igual si eres un negocio consolidado o una pequeña empresa que acaba de arrancar, si quieres informar o quieres convencer.

Da lo mismo si vendes “off line” y quieres que te encuentren en internet o lo haces “on line” y necesitas reforzar tu presencia y vender más.

Hoy en día, Internet está ahí para todos y todos tienen que estar ahí.

En tanto que haya alguien que crea en una idea, la idea vive”   –  José Ortega y Gasset

Tú crees en tu idea, la has encontrado, pero no sabes qué hacer con ella.

Quieres transmitir a tu potencial cliente por qué te necesita y como va a mejorar su vida gracias a lo que le puedes ofrecer con tu producto o servicio.

Pero no sabes cómo empezar.

No te mola internet, te pierdes en el universo digital, sabes que necesitas una web, pero no tienes ni idea de por dónde empezar, tu blog está muerto por falta de tiempo y sales huyendo cuando te hablan de tener presencia en redes sociales.

Si no estás ahí, cada día tus competidores te irán ganando un poco más.

Venderán más, estarán mejor posicionados, hablarán de ellos mucho más y serán más conocidos. Y tú te lo estás perdiendo.

Da miedo, ya lo sé. Sobre todo, si el mundo del marketing digital te suena “a chino”.

Tus clientes te necesitan y tú tienes la solución a su problema. Pero tienes que conseguir conectar emocionalmente con ellos, hacerles sentir únicos, y que su vida va a ser mucho mejor gracias a lo que tú les ofreces. Y eso se consigue con el copywriting.

Para ello hay personas como yo, apasionadas de las palabras y del marketing digital, que disfrutan ayudando a los negocios, grandes o pequeños, a que sus ideas se conozcan, transmitan, enamoren y vendan.

Vengo del mundo de las letras que me llevan acompañando toda la vida.

Estudié derecho y he ejercido la abogacía durante 22 años.

Mi primer cuento vio la luz con 9 años, escrito con una vieja máquina de escribir de la gestoría de mi abuelo, donde me encantaba pasar las horas tecleando entre papeles, libros y olor a oficina de las de entonces.

Desde los 10 años escribo diarios y poesía, practiqué mucho con artículos en la revista del colegio y una época me dio por mandar textos a los periódicos cuando me apetecía opinar sobre algo, y aún conservo esas publicaciones en las cartas al Director.

Y hoy, poco a poco voy dando forma a lo que será mi primera novela.

Durante mis años como abogada, he escrito mucho, muchísimo, y he ganado muchos pleitos gracias a la convicción y la persuasión de mis textos jurídicos.

Por circunstancias de la vida, descubrí, en plena fase de reinvención profesional, que quería dedicarme a mi pasión por la escritura.

Así que estudié de nuevo y decidí invertir en formación: hice el curso de Copywriting Adopta un copywriter, de Javi Pastor, y el curso de Community Manager con la Metodología Estima de Franc Carreras y Billie Sastre en Mamis Digitales y ahora soy feliz ayudando a los demás a que sus negocios y empresas enamoren, convenzan y apasionen a sus clientes.

Así nació PALABREANDO. Una fábrica de ideas, un hogar digital lleno de palabras que adquieren tienen sentido cuando se unen con creatividad, empatía y emoción.

Hay palabras para todos. Pero hay que saber conectarlas para persuadir y transmitir con ellas ese mensaje que quieres que llegue a todo el que te necesite, te busque o te lea.

Tienes que estar. Destacar. Enamorar. Y por supuesto, vender.

Y ahí entro yo. “Palabreando” conseguiré para ti la magia que necesitan tus textos y que engancharán a tus clientes.

Cuéntame quien eres, qué ofreces, y en cuanto yo me enamore de tu proyecto trabajando juntos te garantizo que conseguiré enamorar a tu público objetivo gracias al poder de las palabras.

Ya sabes quién soy.

Pero te voy a contar off line 7 secretillos para que me conozcas un poco más:

  • Vivo en Madrid, pero crecí en el campo, que me tira, y mucho. Hoy, mi corazón está en un pequeño rincón en Asturias, donde entre olor a verde y sabor a mar, paso todo el tiempo que puedo desde hace muchos años. Ni te imaginas lo que he podido escribir allí.
  • Soy scout. He pasado más de 10 años durmiendo en tienda de campaña, haciendo marchas y soñando en los fuegos de campamento bajo las estrellas. El escultismo me cambió la vida y me enseñó a ser mejor persona.
  • Toco la guitarra desde que era adolescente. Paso horas versionando tanto a los grandes de los 80 como a los nuevos de hoy, y la música me sirve para descargar adrenalina y relajarme.
  • Soy una lectora voraz desde niña y los libros me duran menos que un telediario. Vivo la lectura tan intensamente que siento que soy yo quien está detrás de la historia. Por eso estoy escribiendo una novela, que en poco tiempo verá la luz.
  • Tengo dos hijas que son la razón de mi vida. Como los hijos no vienen con libro de instrucciones, educarlas ha sido una aventura. Ser mamá me ha enseñado el valor de la generosidad, la entrega absoluta y el amor sin límites.
  • Me chifla disfrutar de un buen vino y los aperitivos de fin de semana con amigos, y soy fan de las paellas, la fabada asturiana y la tortilla de patata de mi madre, que es inigualable.
  • Mi otra gran pasión, además de las letras, son los viajes. He visitado muchos países en todos los continentes y he conocido culturas muy diferentes. Viajar me ha abierto los ojos a la riqueza y diversidad de otras razas, lenguas y costumbres.

Ahora ya me conoces un poco más.

Y ahora quiero conocerte a ti, a tu negocio o empresa y a tu producto y servicio.

Pídeme una consulta inicial gratuita, y hablamos para que me cuentes qué necesitas y cómo puedo ayudarte.

¿Empezamos?