Cómo conseguir clientes para tu despacho de abogados o asesoría con Copywriting del bueno

Abogados……..

Uffffff. Vaya fama que tenemos de gremio aburrido y serio.

Y lo digo yo, que lo he sido durante 22 años, y que conste que siempre me ha entusiasmado el ejercicio de la abogacía 😃

Qué difícil resulta quitarse la idea de profesión rancia y anticuada. Aunque seamos imprescindibles, los abogados gozamos de fama de profesionales inaccesibles y nada cercanos.

Si, además de eso, nosotros mismos somos los que damos esa imagen, apaga y vámonos.

Sí, porque gran parte de la culpa es nuestra. Y fijaros que hablo en plural, porque yo misma he cometido ese error durante mis años de ejercicio profesional 😞

Parece mentira que una profesión como la abogacía, que claramente se identifica con el servicio a los demás, con la ayuda a solventar los problemas de las personas, sea tan poco comunicativa y cercana.

Y seguramente ya os imagináis por qué una abogada reconvertida en copywriter ahora sabe perfectamente por qué los despachos de abogados NO VENDEN con sus páginas web todo lo que deberían

Os voy a contar el punto de inflexión, que ha sido, como no podía ser menos, el encargo de un compañero para hacer todos los textos de la nueva web de su despacho de abogados.

Ni os imagináis el subidón que me dio ponerme a trabajar en el copy de su página web.

I-M-P-R-E-S-I-O-N-A-N-T-E

He de reconocer que este encargo no solo era una ilusión para mí, sino que, además, se trataba de una materia (responsabilidad civil derivada de accidentes de circulación) que yo misma he trabajado como especialidad durante 10 años de ejercicio profesional.

Y claro, como no podía ser menos, la teoría y la práctica jurídica me la sabía como anillo al dedo, el buyer persona también, y el tipo de negocio por descontado.

Aun así, cuando realicé más a fondo la fase de investigación, fundamental para poder desarrollar el copy de un cliente, flipé en colores con la nueva perspectiva con la que empecé a ver, como copy, los grandes errores que cometen todos los despachos de abogados.

De verdad. Alucinante.

Y os preguntaréis por qué.

Despachos de abogados especializados en temas de tráfico hay tropecientos mil. Así, solo con buscar en nuestro querido Google “abogado accidente de tráfico” salen de debajo de las piedras.

Pero lo más alucinante es que NINGUNO de los que investigué tenía algo de copy en su web profesional. NADA.

Resulta que las tropecientas páginas de despachos eran casi iguales. Hablan de la cantidad de experiencia que tienen, de lo magníficos que son, de todos los casos que han ganado, de todos los servicios estupendos que dan, pero son tremendamente impersonales.

Y el lenguaje……ufffffff. Mira que los abogados somos retorcidos hablando, lo que nos gusta utilizar “latinajos”, “palabrejas” jurídicas, y frases retóricas.

 

 

Y llega el pobre usuario a intentar leer lo que le ofreces, y nada más empezar sale despavorido de la web con cara de póquer porque no ha entendido ni una palabra de lo que decimos.

 

 

 

 

 

Resultado del análisis de las páginas web de la competencia de mi cliente: UN CERO.

✔️Cero en empatía

✔️Cero en cercanía

✔️Cero en ponerse en el lugar del potencial cliente

✔️Cero en conexión

En definitiva: un suspenso en toda regla en PERSUASIÓN.

Me quedé igual después de haber visto-y no os exagero- más de una veintena de webs de despachos de abogados del mismo sector.

Claro, como no podía ser menos, entoné el “mea culpa” porque yo misma en su día hice mi propia web jurídica cuando ejercía como abogada y escribí los textos en aquel entonces sin tener ni idea de lo que era el Copywriting.

Vaya error. Os puedo asegurar que ahora me da urticaria cuando la veo 😞

Así que, llegados a este punto, hice “análisis de conciencia” del sector de la abogacía y el resultado fue clarísimo:

👉 Los despachos de abogados arrastran un lastre de profesión rancia, seria y aburrida que ha evolucionado poco con los años en gran parte por culpa de ellos (nosotros, yo también lo hice mal) mismos.

👉 Durante mucho tiempo, lo que mejor funcionaba a los despachos era el “boca a boca” de toda la vida. Pero parece que empieza a haber una cierta predisposición aperturista al universo digital.

El sistema tradicional sigue existiendo (y para los abogados nada mejor que un cliente nos recomiende a otro), pero raro es el despacho que hoy no tiene una página web que pretende convertir visitas en ventas. Eso sí, la mayoría no transmiten nada.

👉 Los abogados escribimos bien sobre lo nuestro, porque estamos constantemente utilizando la escritura en demandas, recursos, y otros documentos jurídicos.

Pero no hemos aprendido a conectar emocionalmente con nuestros clientes.

Lo más chocante de todo es que, curiosamente, escribimos textos jurídicos para persuadir.

Persuadimos porque queremos convencer a un Juez de que nuestro cliente tiene razón. O para intentar llevar al ánimo del contrario que nuestra postura es la adecuada.

Y todo con el fin de ganar nuestro caso, de solucionar el problema de nuestro cliente, de ayudarle en una situación que casi nunca es agradable.

Pero, sin embargo, luego somos incapaces de volcar esa capacidad de persuasión en una web profesional que conecte con nuestro potencial cliente.

Porque no nos engañemos, no es lo mismo escribir para un Juzgado que escribir para vender servicios profesionales. Y no estamos hablando a un colega de profesión, ni a un procurador, ni a un Juez.

 

Hablamos a un posible cliente que necesita nuestra ayuda.

Y aquí es donde los despachos de abogados fallan estrepitosamente.

 

¿Copywriting para abogados?

 

Pues sí, resulta que los abogados también necesitan CONECTAR.

Y pese a que se les suele dar muy bien escribir, esta parte les cuesta bastante.

¿Por qué?

Porque se preocupan demasiado de hablar de sí mismos en lugar de ponerse en el lugar de su cliente potencial, de decirles lo que esperan escuchar, de transmitirles confianza y seguridad.   😧

No podemos olvidar lo delicados que pueden ser algunos temas que se consultan con un abogado. A nadie le mola tener que acudir a uno.

Y, sin embargo, estoy segura de que todo el mundo, en algún momento de su vida, los necesita.

 

Entonces, ¿por qué no empatizar con ellos ofreciéndoles precisamente eso que necesitan?

¿Cómo? Está claro. Con técnicas de Copywriting.

Sí, ya sé que como en otros muchos sectores, será inevitable que nos hagan la pregunta de…… ¿copy qué? ¿para qué? ¿por qué? 🤷🏻‍♂️

 

Se me ocurren muchas razones.

Pero, mejor, vamos a destacar los 10 TIPS que va a necesitar una web de abogados para conectar, persuadir, y vender:

✏️ Despachos de abogados hay muchos.

Hay que hacer lo que haga falta para que el cliente potencial te elija a ti y no a otro despacho.

Tienes que destacar en la selva de tu competencia. Y para ello tienes que ser único, distinto, personal, cercano, accesible.

Utilizar de manera estratégica las palabras clave que definen tu despacho y tus servicios en los textos de tu web es un paso fundamental.

Y esto se hace con copy del bueno ☺️

 

✏️ El potencial cliente de un despacho de abogados siempre tiene un problema.

O una necesidad que casi nunca es agradable.

Y busca algo muy concreto: que se lo solucionen. Eso es lo que tienes que transmitirle.

Y conseguir demostrarle que eres tú y sólo tú lo que necesita.

 

✏️ Tu objetivo es “convencerle” de que te contrate a ti y no a otro.

Para ello tienes que demostrarle que le conoces, que sabes cómo se siente, qué necesita y qué busca.

Y esto se hace atacando sus puntos de dolor, haciéndole ver que sabes qué problema o necesidad tiene, que te pones en su lugar, y que estás ahí para ayudarle.

 

✏️ Es fundamental que te “acerques” a tu cliente.

Demuéstrale empatía, cercanía y seguridad. Que no se sienta solo. Que no tenga dudas. Que puede confiar en ti para solucionar su problema legal.

Traducido al copy, una sencilla fórmula PAS (problema/agitación/solución) será perfecta para que tu potencial cliente sienta al leerte como si le estuvieras leyendo el pensamiento. Ahí habrá conexión.

✏️ Humaniza tu despacho, tu marca.

Stop a los abogados inaccesibles y distantes. Olvídate de centrarte en lo maravilloso que es tu despacho.

Pon fácil a tu cliente que te conozca un poco más.

Traducido al copy, utiliza el “sobre mi/nosotros” de tu web para acercarte al usuario que quiere saber quién hay detrás.

Cuéntale quién eres, por qué estás ahí, haz que sienta que se pone en buenas manos, que es tu vocación y que tienes experiencia, y llévale a donde tú quieres haciéndole ver cómo le vas a solucionar su problema.

No olvides que este apartado es el segundo que más leen los usuarios que entran en una web detrás de la página de inicio.

 

✏️ Muéstrate cómo eres con unas buenas fotos profesionales…. ¡reales, por favor!

No cometas el error meter esas típicas fotos de banco de imágenes impersonales y que te puedes encontrar iguales en 20 páginas web de abogados diferentes.

Muestra a todo el equipo si sois varios en el despacho o tuyas si eres letrado particular.

Que tus potenciales clientes te pongan cara es una magnífica manera de personalizar tu marca, de conseguir conectar emocionalmente. Eres una persona, como ellos, que está ahí para ayudarles.

 

✏️ Olvida los “latinajos” y las palabras retóricas y jurídicas.

Quieres que te entiendan, ¿no? Pues entonces utiliza un lenguaje sencillo. Tu posible cliente ya da por hecho que sabes de leyes. No hace falta que se lo digas mencionando 27 artículos del Código Civil o 14 Decretos Legislativos.

Lo que necesitan saber es que tú, y no otro, eres el abogado que necesitan.

✏️ Describe muy bien los servicios que prestas, de manera sencilla y fácil.

No será lo mismo si eres un abogado generalista o si eres especialista.

Especifica las materias que llevas y describe de manera concisa y breve cada uno de los servicios. En el mundo jurídico, la simplicidad es importante, teniendo en cuenta la tendencia que tenemos los abogados a pasarnos escribiendo.

Y hazlo de forma que quien te lea quede absolutamente convencido de que tiene que contratarte, utilizando técnicas de Copywriting.

 

✏️ Introduce estratégicamente unas cuantas “llamadas a la acción”.

El abogado vende servicios jurídicos. Por lo tanto, su objetivo es que le contraten.

Busca que le elijan a él, y no a otro despacho.

Los botones de “llamada a la acción” deben estar bien repartidos por toda tu web para ponérselo fácil al cliente que te lee, es el último empujón que le falta para hacer esa llamada o enviar ese formulario de contacto.

 

✏️ Peta tu web…….¡y que lluevan los clientes!

Y así llegamos al final del cuento.

Con final feliz, por supuesto, porque con estos copy consejos para despachos de abogados tu web será tu perfecta carta de ventas, tu escaparate on line para que todo el que te visite termine absolutamente convencido de que tú eres la persona perfecta para solucionar su problema.

Con estas técnicas de Copywriting nació la nueva web del despacho de abogados de mi compañero que os invito a visitar (https://www.abogadoslesiones.es/)

El cambio ha sido brutal y los primeros resultados positivos en el posicionamiento de la nueva web no han tardado en llegar.

 

 

Conclusión:

Hemos comprobado que el Copywriting funciona muy bien en negocios tan poco proclives al cambio (hasta ahora, espero) como los despachos de abogados.

Y por supuesto, ni qué decir tiene que esto mismo sirve para cualquier tipo de empresa, negocio o asesoría que vende servicios profesionales.

 

 

¿No te parece que ha llegado el momento de dar un giro radical a este tipo de negocios apostando por la cercanía?

Conectar, empatizar, convencer y vender.

¿Necesitas un cambio en la imagen de tu despacho de abogados profesional? ☝

Puedes hacerlo tú. O desentenderte y dejar que yo me ocupe de todo.

👩🏼‍💻 ¡Soy tu copy y puedo ayudarte!

4 comentarios en “Cómo conseguir clientes para tu despacho de abogados o asesoría con Copywriting del bueno”

  1. Difícil el área que elegiste. Árida y hostil, pero a la vez un mundo virgen, lleno de oportunidades. El que le ponga un miligramo de copy, dará un salto cualitativo enorme. Enhorabuena por haberte atrevido a dar el primer paso.

    Responder
    • Gracias Milena, llevo 22 años en este mundo y como bien dices es árido y difícil de escalar, pero muy falto de copywriting, así que vamos a ver si conseguimos darle un poco de vida! Un abrazo fuerte!

      Responder
  2. Hola Natalia. Acabo de aterrizar en tu artículo y me ha encantado. Me habría gustado leerlo antes. Me habría servido para hacer un segundo chequeo en la web de un abogado que acabamos de subir a la red en estos primeros días de septiembre. También me estreno como copywriter y vaya área árida (como bien decís arriba) me tocó hacer. Pero estoy de acuerdo contigo en que es una profesión que está totalmente volcada al servicio de los demás, a mejorar su vidas y resolver sus problemas. Esa gran vocación ayuda a la hora de hacer los textos. Creí que iba a ser muy difícil, sin embargo he disfrutado mucho escribiéndola. Además claro, es mi hermano y un gran abogado. De copy a copy: yo también quedé horrorizada cuando investigaba otras webs de despachos de abogados, tanto españoles como americanos. Están todos muy necesitados de copywriting.

    Responder
    • Hola Esther, muchas gracias por tus palabras, has tenido entonces la misma sensación que tuve yo cuando emepecé a «bucear» en esto del copy para abogados. Parece mentira que una profesión que dedica todo su esfuerzo a solucionar los problemas de otros sea tan poco cercana y accesible. Me alegro que disfrutaras escribiéndola, a mi me ha pasado igual cuando escribo para este sector.
      Espero que entre todos los copys que estamos metidos en el mundillo jurídico consigamos dar un nuevo giro al modo de conectar con un cliente potencial…..a golpe de palabras emocionantes!!
      Muchas gracias y un fuerte abrazo!

      Responder

Deja un comentario

Share This